Urosound: Nueva alternativa a la Uroflujometría para la valoración del flujo urinario

Urosound es uno de los proyectos desarrollados por E Process Med, una herramienta loT basada en aprendizaje automático para el análisis temprano de problemas del tracto urinario inferior a través de uroflujometrías de audio.

Antecedentes

Una de las diez principales enfermedades del adulto mayor es el agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna, HBP) que ocasiona una disminución de la calidad de vida y un importante gasto de recursos en asistencia sanitaria.

La HBP y los síntomas del tracto urinario inferior (STUI) pueden ser de carácter obstructivos y tienen una prueba objetiva, la uroflujometría, que trata de medir con medios físico el flujo urinario, es decir el volumen en relación con el tiempo.

Uroflujometría tradicional

La uroflujometría es un examen que permite calcular la velocidad del flujo de orina en un lapso de tiempo. Es un procedimiento simple que sirve para estudiar la función de la vejiga, su esfínter y la vía urinaria.

Para comprender en qué se basa este examen es importante conocer cómo funciona el sistema urinario y en sí la micción. La orina se almacena en la vejiga y para que se produzca el vaciamiento es necesario que exista un estímulo que es coordinado por el sistema nervioso autónomo. Este examen se realiza a nivel hospitalario y los pacientes deben tomar de 1-1.5 litros de agua idealmente para una adecuada recolección de la prueba.

¿Qué es Urosound?

La uroflujometría sonora representa un nuevo enfoque para caracterizar los patrones de flujo urinario al capturar el sonido generado cuando el chorro de orina alcanza el nivel del agua en la taza del inodoro. Mediante técnicas de procesamiento de señales de audio y a través de técnicas de inteligencia artificial analizamos estas señales para determinar un flujo urinario obstructivo y uno normal de una captación más cómoda para el paciente.

¿Cómo funciona?

Urosound es un estudio observacional que involucra a pacientes con HBP en donde se utiliza la uroflujometría como método diagnóstico gold estándar y el uso de relojes inteligentes para la recolección de las grabaciones sonoras de las micciones de los voluntarios para comprobar el grado de similitud entre estas dos pruebas de diagnóstico.

Finalmente, este proyecto ha sido financiado por SPRI del Gobierno Vasco, gracias a esto podremos colaborar con el sistema sanitario para obtener una nueva herramienta en la valoración de pacientes con hiperplasia prostática benigna desde casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.